sábado, 1 de marzo de 2008

Mariposa multicolor

La blanca con pintas rojas, azules y verdes, le decía a la roja con pintas amarillas y marrones profundos “…la que está por venir será un problema para el grupo”. El tema era la que estaba por venir. Ya desde el inicio de su transformación, había generado más molestias que ninguna otra mariposa antes de nacer. Como era de esperar sus alas tenían todos los colores, pero más intensos y fosforescentes. Muy llamativa y con un movimiento perpetuo, que agotaba a cualquier animal de la colonia. Desde muy temprano se la vio inquieta y buscando estar donde otros no estaban o no se animaban a ir. Las pocas veces que se la observó detenida en una rama era para acicalarse y aumentar su belleza y glamour. El grupo presagiaba un trágico final. Hacerse ver y ser diferente, tiene sus costos. A aquella de gustaba recorrer más distancias que a sus hermanas buscando las matas de flores con el perfume más penetrante y los colores más vivos y brillantes. Nadie sospechó nada extraño cuando por la tardecita no se la vio volando cerca del campanario. Por la mañana las primeras en levantar el vuelo la encontraron al pie del cartel luminoso del nuevo local. Algo de sus alas quedó pegado al tubo de neón, aún encendido. La blanca con pintas rojas, azules y verdes, le decía a la roja con pintas amarillas y marrones profundos “…te lo dije…esa iba a terminar mal”. La calma volvió al grupo. Todo, ahora, era normal.

5 comentarios:

Arcángel Mirón dijo...

Las historias trágicas pueden existir incluso en las vidas de un día de duración.
Yo apoyo a la nueva, a la que quería ser diferente y brillante. ¿Qué hicieron las otras, aparte de sentirse inseguras y opacas?

f. dijo...

fantástico!
igual, a veces una muerte a tiempo (aunque más no sea metafórica), contribuye al bien general. Y es así, la vida.

estamos alegres, y hacemos comentarios malos, será el aire de mar que pega su sal en las neuronas...

abrazo!

Diego Flannery dijo...

Arcángel Mirón: Ser diferente, a lo que cueste!!!

f.: Bienvenida la alegría y el buen humor...la sal en las neuronas y el banquete del espíritu!Gracias!!!

Mi vida en 20 kg. dijo...

Un placer leerte...

Diego Flannery dijo...

Gracias por permitirte pasar por el blog. Un gusto que desde Egipto, nos estés contando tus experiencias en "Mi vida en 20kg"